Albahaca en mi cocina

20170429_095911-2

Esta es mi planta de albahaca, tiene un aroma exquisito, tan solo tocar sus hojas y tus manos quedan maravillosamente perfumadas.

Es una planta que no necesita mucho espacio y muy fácil de cultivar en casa, con una planta tienes para toda la vida, tan solo tienes que cortar una ramita y ponerla en agua, al poco tiempo le saldrán raíces y podrás pasarla a una maceta, y listo ya dispones de otra planta de albahaca.

Aparte de uso culinario, se lleva muy bien con pastas, tomate….., tiene infinidad de propiedades.

Se pueden masticar las hojas si sufres de halitosis, también cura úlceras en las encías.

Para infección de garganta o resfriado,  prepara una infusión con sus hojas.

Para mujeres en periodo de lactancia, una infusión de albahaca es buena para estimular la producción de leche. En la antigüedad se utilizaba en los partos, pues se decía que combatía sus dolores.

Es un buen digestivo, una infusión de hojas después de las comidas favorece la digestión.

También su consumo es muy recomendado para casos de hipertensión, por su alto contenido en potasio, calcio y magnesio.

Tiene propiedades anticoagulantes, por lo que es buena para mejorar la circulación sanguínea.

Un baño con infusión de hojas es bueno para cuando te encuentras fatigad@, sin fuerzas, por ejemplo, después de un duro día de trabajo, un baño de este tipo te deja como nuevo, dormirás mejor y te levantarás con fuerzas al día siguiente.

Calma los  dolores menstruales y regula su periodicidad.

Refuerza el sistema inmunológico: sus hojas y aceite contienen propiedades antibacterianas y antibióticas que refuerzan el sistema inmune y colaboran para combatir y prevenir infecciones en el organismo.

Evita que entren en casa moscas, mosquitos…..

Si tienes un pequeño huerto, debes plantarla entre tomates, pimientos, calabacín…..su fuerte olor evitará  plagas como por ejemplo mosca blanca, o pulgón y mosquitos, incluso algunos hongos.

Por supuesto un buen masaje con aceite esencial de albahaca ayuda  a estimular el flujo de la sangre y calmar los espasmos y el dolor muscular.

Es beneficiosa para la piel, proporciona luminosidad, elasticidad y suavidad.

Por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes, resulta excelente para combatir el acné.

Os dejo un tónico anti-acné casero por si os apetece probarlo.

Necesitas:

-Un puñado de hojas de albahaca

-Agua hirviendo.

Haz una infusión con las hojas de albahaca y deja reposar 20´.  Aplica en la zona a tratar por  las noches. A las semanas de la aplicación notarás cómo la piel comienza a tener una apariencia fresca y libre de impurezas.